xx xx xx xx xx xx
Apr 07/10

Deja tu comentario

Aplicación de Toxina Botulínica

Ya hemos hablado de los procesos que envuelven cirugía, hay otros procedimientos no quirúrgicos que igual se practican en la unidad.

Las arrugas de la frente, entrecejo y patas de gallina, producidas por los movimientos repetitivos de los músculos de la expresión facial, pueden ser tratadas con mucha eficacia con la Toxina Botulínica, reduciendo la función de estos músculos específicos.

La Toxina Botulínica es una proteína estéril purificada obtenida en laboratorio del Clostridium Botulinum. Esta toxina inyectada en pequeñas cantidades entre los músculos faciales bloquea los impulsos nerviosos que permiten su contracción, paralizándolos y evitando la formación de arrugas en dichas zonas, por un periodo que oscila entre los 3 y 6 meses. El procedimiento es ambulatorio y no genera incapacidad.

La aplicación avanzada de Toxina Botulínica, incluye técnicas adicionales para colocación de la toxina, con la cual se puede mejorar la expresión de los labios, elevar la cola de la ceja, disminuir las arrugas del cuello, eliminar la sudoración axilar, palmar y hasta curar los episodios de migraña.



Dra. Claudia Marcela Escobar

Especialista en Otorrinolaringología y Cirugía Plástica Facial


Categorias: Uncategorized

Leave a Reply